skip to Main Content

Cheddar

Un queso con aroma a frutas, muy característico.

Mapa ilustrado de Inglaterra

País de origen:
Inglaterra

Región:
Somerset

Foto de rebanada grande de queso Cheddar

Especificaciones

Tipo
Pasta dura, de corteza vendada

Hecho de
Leche de vaca pasteurizada

% de grasa
45%

Características

Es grande y cilíndrico. Una sola pieza puede llegar a pesar 27.5 kg.

Vista
Su corteza está recubierta de tela y conforme madura adquiere una apariencia dura y grisácea. Cuando joven, su pasta es firme, lisa y tierna y con la maduración se vuelve quebradiza y más oscura. El color debe ser uniforme, desde paja pálido hasta amarillo mantequilla. Algunas variedades son adicionadas con achiote para darles un característico color naranja. No tiene agujeros.

Tacto
Su textura es firme, no debe doblarse. Conforme envejece puede generar cristales que truenan al morderse, producto de la caseína encontrada en este queso.

Olfato
Dependiendo de la maduración del queso será la sutileza de su aroma. Posee un olor herbal, dulce y afrutado, con notas de caramelo y manzana cuando joven, que dejan paso a notas asociadas al ácido, como el yogurt, conforme madura.

Gusto
El sabor inicial es suave, con notas de nuez y avellana, a menudo con un ligero toque salado. Cuando madura adquiere un sabor fuerte, picante y a frutos secos, siempre manteniendo un equilibrio entre la acidez y el sabor a nuez. Los quesos más viejos atacan con una salada acidez.

Cómo cortarlo

Diagrama de cómo cortar los quesos según su forma y tamaño

Cómo guardarlo

Este es uno de los quesos que más tiempo podemos almacenar, mientras sea en las condiciones apropiadas. Algunos afinadores guardan grandes ruedas de Cheddar hasta por 2 años, para dejar que sus aromas evolucionen.

Para mantenerlo en óptimas condiciones, envuelve tus sobrantes con papel encerado y posteriormente en plástico transparente o papel aluminio. Asegúrate de que no existan pequeñas burbujas de aire que puedan causar resequedades.

Qué cocinar con él

Lo encontramos comúnmente sobre hamburguesas, pero también es delicioso acompañando sopas y ensaladas. Cualquier plato con tocino se verá beneficiado al complementarse con este queso, gracias a sus aromas ahumados y su sabor a nuez.

Qué tomar con él

Para un maridaje tradicional, opta por un Chianti, Zinfandel californiano o Cabernet Merlot Shiraz. Si quieres experimentar, prueba con una Witbier, pues la frutalidad de esta cerveza de trigo estilo belga acompaña muy bien los aromas a frutas característicos de este queso.

Back To Top