skip to Main Content

Desayuno en la cama

Este sábado puedes ser su héroe. Despierta un poco antes de lo usual, entra a la cocina y prepara esta fácil receta que, sin duda, le sorprenderá.

30 minutos
Intermedio
4 Porciones

Ingredientes:

  • 1 charola. Es un elemento clave en cualquier desayuno en la cama. Te ayudará a evitar derrames de café e incluso migajas en las sábanas.
  • 1 plato grande, plato pequeño y taza. Es un gran momento para desempolvar esa vajilla que tienen guardada para “ocasiones especiales”.
  • 1 copa de cristal.
  • Cubiertos.
  • Café.
  • 1 taza de piña picada.
  • 1 taza de jugo de piña.
  • 1 trozo pequeño de jengibre.
  • ½ taza de yogurt griego.
  • ½ taza de hielos.
  • 1 croissant.
  • 3 rebanadas de tocino.
  • 1 taza de espinaca picada.
  • ½ cebolla picada.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharada de leche.
  • 2 cucharadas de queso Azul.
  • Sal al gusto.

Preparación:

Paso 1

Sal muy temprano de la cama. Asegúrate de no hacer ruido, no querrás arruinar la sorpresa.

Prepara el café.

Licúa la piña, el jugo, el jengibre, el yogurt y los hielos hasta obtener una consistencia uniforme. Sirve en la copa de cristal.

Paso 2

En un sartén mediano sofríe el tocino y la cebolla. Cuando la cebolla se torne transparente, agrega las espinacas.

En un tazón pequeño mezcla los huevos con la leche, agrégalos a la sartén y baja el fuego al mínimo.

Pon a calentar el croissant (ya falta poco).

Paso 3

Revuelve los huevos ocasionalmente y ya que estén en su punto agrega el queso azul.

Ahora ya puedes armar la charola: los huevos, el croissant, el smoothie de piña y el café.

Tip: No olvides escribirle una nota. Esos pequeños detalles pueden hacer sentir especial a una persona.

Back To Top